Todo lo que necesitas saber sobre: ​​Conducir en Europa en invierno

Con castillos con torreones, bosques espesos y cadenas montañosas altísimas, sin mencionar el esquí increíble y los encantadores mercados navideños, el invierno es un momento increíble para explorar Europa.

Ya sea que se trate de un viaje por carretera a un chalet en la ladera de la montaña o si espera ir de A a B por razones más prácticas, subirse a su automóvil y verlo por sí mismo es mejor que subirse a un avión y volar directamente sobre él.

Sin embargo, es lo mismo que hace que estas escenas sean tan mágicas, la nieve, lo que disuade a muchas personas de conducir en Europa en invierno.

Por supuesto, no todo el continente está cubierto por la sustancia blanca, pero todavía hay temperaturas bajo cero y lluvias frecuentes con las que lidiar. Para cualquiera que no esté acostumbrado a navegar por estas condiciones, puede ser una perspectiva aterradora.

Sin embargo, cuando lo piensa, esta excusa no es lo suficientemente buena: después de todo, millones de europeos se ocupan de sus asuntos cotidianos, bueno, todos los días durante este tiempo, a pesar del clima.

Con algo de preparación previa, un enfoque sensato y un poco de confianza, no hay motivo para que no pueda ser una experiencia enormemente satisfactoria y exitosa.

Entonces, ¿cómo te preparas para conducir en Europa en invierno? Bueno, muchos de los principios son en realidad los mismos que en cualquier otro lugar.

Lo principal es que sepa qué esperar, que su vehículo esté listo para enfrentar los desafíos que trae el clima, que lleve todo el equipo necesario, que sepa cómo difieren las leyes de tránsito entre cada país que visite y que adapte su forma de conducir. estilo para adaptarse a las condiciones climáticas. Es realmente así de simple.

Con más sugerencias, consejos y algunos consejos que no debe ignorar, aquí encontrará todo lo que necesita saber sobre cómo conducir en Europa en invierno.

En su mayor parte, nos enfocamos en Europa continental en este artículo, ya que esta es el área con más probabilidades de experimentar el tipo de condiciones extremas que son ajenas a otros conductores, pero sepa que gran parte de esto (especialmente los consejos de conducción) también se aplica. a otras áreas como Escocia, Islandia y puntos altos en las montañas griegas y chipriotas.

Condiciones de las carreteras en Europa en invierno

¿Estarán los caminos nevados y helados?

Uno de los factores más intimidantes, especialmente para las personas de países que rara vez experimentan nieve, es la idea de que habrá nieve cubriendo constantemente las carreteras. Sin embargo, esto no es necesariamente cierto. De hecho, algunas partes de Europa rara vez experimentan nieve.

Cuando nieva, a menos que haya habido una descarga particularmente fuerte, no debería ser un gran problema, ya que la mayoría de los países de Europa occidental están muy interesados ​​​​en despejar las carreteras principales con quitanieves, aunque algunas de las carreteras secundarias más pequeñas pueden ser un poco más picado.

La única excepción es el Reino Unido, donde rara vez nieva, por lo que todo el país se derrumba cuando se alcanza el umbral de dos pulgadas; es mejor quedarse en el interior cuando esto sucede.

Es posible que encuentre más desafíos relacionados con el clima en países donde la calidad de las carreteras tiende a ser ligeramente inferior, incluidos Bulgaria, Rumania y Letonia. En estos casos, todo lo que puede hacer es asegurarse de hacerlo con calma y firmeza, y resistir la tentación de conducir como los lugareños.

Entonces, en general, siempre que su automóvil esté adecuadamente preparado para la nieve (más sobre esto más adelante) y use el sentido común, no debería tener demasiado problema para conducir en Europa en invierno. En general, la nieve comenzará alrededor de octubre y durará hasta alrededor de marzo o abril.

El peligro real viene en forma de lluvia helada, también conocida como hielo, que puede hacer que las distancias de frenado sean 10 veces más largas.

Una vez más, la mayoría de las carreteras estarán llenas de arena, pero si las carreteras se vuelven más heladas a medida que conduce, hágalo muy despacio y deténgase donde sea necesario.

Sugerencia: Programe su salida sabiamente; a menudo, los caminos se llenan de arena durante la noche y la nieve y el hielo se asientan sobre ellos, haciéndolos particularmente resbaladizos para los primeros conductores.

Del mismo modo, no querrás irte demasiado tarde, o es posible que todo se haya revuelto. En algún lugar en el medio es una buena idea. ¿Suena como una buena excusa para un desayuno perezoso para mí?

¿Se cerrarán las carreteras?

Es una posibilidad: por mucho que lo intenten, las autoridades no pueden controlar el clima y, si las condiciones son extremas, las carreteras se cerrarán para garantizar la seguridad pública.

Si se ve particularmente dudoso y tiene una conexión WiFi o de datos, entonces vale la pena revisar los informes de tráfico para la siguiente parte de su viaje cada vez que se detenga.

En toda Europa, las carreteras de las Tierras Altas y de montaña son particularmente vulnerables a los cierres de carreteras, ¡algunas incluso se esfuerzan al máximo y se convierten en pistas de esquí! No hace falta decir que estos caminos no deben intentarse, incluso en vehículos 4×4.

Horas del dia

Cuando esté planeando su viaje, tenga en cuenta el hecho de que las horas de luz diurna en Europa en invierno son significativamente más cortas que en verano, por lo que incluso si ha pasado días largos y noches suaves conduciendo por los Alpes, no lo hará. necesariamente ser capaz de hacer eso esta vez.

Esto es particularmente un problema en los países escandinavos e Islandia, el último de los cuales se sabe que experimenta solo cuatro horas de día en pleno invierno.

Si bien conducir en autopistas bien iluminadas y carreteras grandes no debería ser un problema en toda Europa, es posible que tenga más problemas para atravesar caminos de montaña más oscuros.

Es una buena idea reservar sus hoteles con respecto a las carreteras a las que se enfrentará en un día determinado, es decir, si conduce en regiones montañosas, espere cubrir una distancia significativamente menor.

Un camino nevado en un día soleado

Andreas Gradin/Shutterstock.com

Antes de partir: cómo preparar tu coche para conducir en invierno

Haz que tu auto sea reparado

Siempre vale la pena revisar su automóvil antes de emprender un viaje por carretera o en cualquier viaje largo, pero es especialmente importante antes de conducir en condiciones invernales.

Si bien conducir en condiciones de nieve es agotador para usted, también afecta su vehículo, por lo que también puede darle una ventaja inicial asegurándose de que esté en óptimas condiciones.

Revisa tu batería

¿Alguna vez ha estado en unas vacaciones de esquí, ha ido a tomar una foto de la increíble vista frente a usted y descubrió que su cámara o teléfono no tiene batería, a pesar de que juró que lo cargó por completo durante la noche? Bueno, eso es por el frío.

Verá, el frío agota las baterías mucho más rápido porque dependen de reacciones químicas para que funcionen, pero estas ocurren mucho más lentamente en temperaturas frías, y esto también se aplica a las baterías de los automóviles.

Asegúrese de que el suyo esté completamente cargado antes de partir, intente usar uno nuevo si es posible y verifique que tenga carga. Para mayor seguridad, lleve el cargador con usted. Algunos países, como Francia, tienen tarifas de recuperación en carretera particularmente caras.

Rellene con anticongelante

Si su automóvil recibió el servicio adecuado, esto ya debería haberse solucionado, pero si no, y hay una cosa que no olvida, que sea el anticongelante. Si bien las baterías se pueden recargar, un motor agrietado puede ser una auténtica pesadilla para reparar.

Verifique que tenga suficiente refrigerante en el sistema antes de hacerlo. Si no lo hace, rellénelo con una mezcla 50-50 de agua y anticongelante; muy a menudo, la gente lo llena con agua en un clima más cálido, olvidando que cualquier mezcla que ya esté allí se diluirá.

Una persona con guantes y abrigo vierte anticongelante en un sistema de refrigeración

Georgy Dzyura/Shutterstock.com

El kit que necesitarás para conducir en Europa en invierno

Hagas lo que hagas, asegúrate de no escatimar en equipo; cuando sufre una avería al costado de una carretera francesa helada, tiene que sentarse afuera de su automóvil (porque esa es la ley) y esperar a que llegue un camión de recuperación autorizado por el estado con un costo excesivo (también la ley), la compensación no parecerá vale la pena.

Neumáticos de invierno

Lo primero es lo primero: ¿qué son los neumáticos de invierno? Oficialmente llamados neumáticos Mud and Snow (M&S), son esencialmente exactamente lo que dicen en la lata: neumáticos capaces de lidiar con condiciones de barro y nieve.

Muchos países de Europa exigen que los neumáticos M&S con una profundidad mínima de dibujo de 3 mm (4 mm en Austria y la República Checa) se instalen en los vehículos durante los meses de invierno, lo que normalmente entra en vigor a principios de noviembre y finaliza aproximadamente en marzo o abril.

Incluso fuera de estas fechas, si el clima amerita el uso de neumáticos de invierno, es obligatorio usarlos.

Actualmente, los neumáticos de invierno son obligatorios en: Austria, Bielorrusia, Bosnia y Herzegovina, República Checa, Estonia, Finlandia, Alemania, Islandia, Letonia, Lituania, Macedonia, Moldavia, Montenegro, Rusia, Serbia, Eslovenia y Suecia.

Cadenas de nieve

Otra cosa que quizás quieras empacar en el maletero son las cadenas para la nieve, un juego de cadenas removibles que se ajustan a las llantas de un automóvil para darles un mejor agarre en la nieve. La mayoría de los países europeos exigen que lleves cadenas para la nieve cuando conduces en regiones nevadas y montañosas o te recomiendan que lo hagas.

Por regla general, las cadenas de nieve se deben llevar en: Albania, Andorra, Austria, Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Francia, Alemania, Italia, Noruega, Eslovaquia, Suecia y Suiza. Deben instalarse cuando las condiciones de la carretera son difíciles o las señales de tráfico indican que deben usarse.

En el Reino Unido y los Países Bajos, las cadenas para la nieve solo se pueden usar cuando la nieve es intensa y no dañarán la superficie de la carretera.

La mayoría de las empresas de alquiler de automóviles en los países ‘requeridos’ tienen un suministro de cadenas para la nieve disponibles para alquilar, pero generalmente tienen un costo adicional.

Sugerencia: Practica calzándolos en casa antes de salir; no puede haber nada más miserable que tratar de colocarlos en los neumáticos cuando hace -8 grados afuera y no tienes idea de lo que estás haciendo.

Una caja de emergencia

Si bien siempre sugerimos que lleve un pequeño botiquín de primeros auxilios (y, de hecho, en muchos países es obligatorio), también vale la pena armar una caja de emergencia en caso de que tenga otros problemas en el camino.

Aparte de los suministros médicos, esto debe incluir artículos prácticos como mantas, una linterna y baterías de repuesto, ropa de abrigo, botas cómodas, una pala, cables auxiliares y un cargador de teléfono portátil. Y no te olvides de los bocadillos, ¡nunca te olvides de los bocadillos!

Un primer plano de los neumáticos de un coche en una carretera nevada

LeManna/Shutterstock.com

La información que necesitarás saber

Investiga el terreno que cubrirás

Puede ser que te estés apegando a las autopistas, en cuyo caso genial, hazlo, pero si no, tendrás que pensar detenidamente en la ruta que vas a tomar.

¿Te sientes cómodo navegando por curvas cerradas en tiempo de nieve? Si no, ¿hay otra ruta que podrías tomar?

Decir que el terreno en toda Europa varía es una subestimación, y planificar su viaje con mucha anticipación le permite saber qué esperar, le permite leer sobre cualquier tramo complicado de la carretera y estar preparado antes de ingresar a cualquier área conocida por tener mal tiempo. .

Tenga en cuenta que una distancia que parece pequeña en un mapa en realidad puede ser un camino muy largo cuando se trata de subir y bajar montañas, al igual que una ruta que dice 50 millas en realidad puede llevar mucho tiempo cuando se trata de carriles pequeños. Gestione sus expectativas en consecuencia.

¿De qué es capaz tu coche?

La regla de oro para conducir en Europa en invierno es no intentar nada que tu auto no pueda manejar, así que sé realista acerca de lo que tu auto es capaz de hacer: un auto deportivo no te llevará a subir una colina nevada.

Si no está seguro de si su automóvil podrá o no conducir en Europa en invierno, obtenga el consejo de alguien que sepa antes de ir.

Si planea alquilar un automóvil una vez que salga, verifique con su agencia de alquiler que el que está alquilando será capaz de hacer lo que tiene reservado para él.

Al final del día, actualizar a un modelo más resistente al invierno va a ser mucho más barato que devolver el original en pedazos.

La ley de cada país por el que conduces

Los diferentes países tendrán diferentes reglas y regulaciones con respecto a la conducción en invierno, incluidos los límites de velocidad, las cadenas para la nieve y cuándo es aceptable o no estar en las carreteras.

Cosas que usted puede necesitar saber acerca de:

  • Qué significan las señales de tráfico individuales
  • Cualquier artículo que sea obligatorio llevar
  • Si es necesario encender los faros en todo momento
  • Si es necesario llevar cadenas para la nieve
  • Si los límites de velocidad son variables según el clima
  • Si es necesario montar neumáticos de invierno

Siempre puede consultar nuestras prácticas ‘Guías para conducir en…’ ya sea que vaya a Francia, Portugal, Italia o una gran cantidad de otros países, y recuerde volver a consultar, ya que constantemente agregamos nuevos países y nueva información.

Cambios en la ley al cruzar entre diferentes países europeos

Si viaja entre países durante su viaje por carretera por Europa, también preste atención a cómo cambian las reglas a medida que cruza las fronteras: “Acabamos de llegar” no se contará como una excusa para no tener neumáticos de invierno cuando He cruzado entre Francia y Alemania.

Señal de tráfico prohibido adelantar al lado de una carretera principal vacía, con cielo azul y nieve en el suelo y en los árboles

ilmarinfoto/Shutterstock.com

Cómo conducir con seguridad en Europa en invierno: consejos y sugerencias

Consulta las condiciones meteorológicas antes de salir

Incluso los mejores planes a veces fallan y vale la pena estar preparado, así que siempre verifique las condiciones del camino antes de partir. Esto incluye el tráfico, el clima, los cierres de carreteras y si ha habido algún accidente.

Hacer esto no solo evitará que te quedes sentado en el tráfico todo el día, sino que también te dará un aviso sobre otras rutas que podrías seguir y dónde podrías tener que tener más precaución.

Mantén tu visión

Cuando está ansioso por ponerse en marcha, puede ser muy tentador adoptar un enfoque de “eso servirá” para quitar el hielo y la nieve de su ventana, pero cuando hablamos del clima invernal, realmente no lo hará. .

No solo es peligroso no poder ver hacia dónde se dirige, sino que en muchos países, conducir con la visión oscurecida por la suciedad, la nieve o el hielo podría generarle una multa considerable.

También tómese el tiempo para limpiar la nieve que se haya acumulado en el techo para evitar que caiga en su línea de visión.

Lo mismo ocurre con la visión dentro de su automóvil: asegúrese de que sus ventanas se hayan desempañado por completo antes de partir.

Deje una distancia de frenado adicional

En terrenos nevados o helados, la distancia de frenado se multiplica por diez; Los neumáticos de invierno ayudarán a equilibrar esto, pero aún no son rival para la precaución y la prueba regular de los frenos.

Escuche las señales de tráfico

El hecho de que otras personas no siempre respeten las reglas o las señales de tránsito no significa que tú no debas hacerlo. Te guste o no, los lugareños conocen estos caminos mucho mejor que tú.

Tome descansos regulares

Siempre que se embarque en un viaje largo, debe asegurarse de hacer paradas de descanso regulares para tomar aire fresco y animar su cerebro. Sin embargo, cuando también tienes que lidiar con el clima invernal, esto se vuelve aún más importante.

Deja un comentario